FUTRU-NKWEN  – BAMENDA (CAMERUN)

Carretera Bamenda Bambui (Bamenda III)

Tfno: +237 6 98 15 63 71

Párroco: P. Emilio Cálcena

emiliocalcena@yahoo.com

www.futruparish.org/

facebook: St. Michael’s Parish Futru Nkwen

Origen

La parroquia de S. Miguel tiene su origen en 1919, después de la 2ª. Guerra Mundial, cuando algunos nativos tuvieron que ir a Guinea Ecuatorial donde fueron catequizados y bautizados. Al volver a Nkwen, su tribu, abrieron una pequeña capilla de barro y paja, cuya única imagen era una hoja de calendario con la imagen de S. Miguel arcángel, que le dio identidad siendo la semilla de la actual parroquia.

La comunidad estaba dirigida por catequistas y eventualmente por algún sacerdote que celebraba de paso. Al principio dependió de otra misión parroquial, a unos 100 Kms; treinta años más tarde a otra misión situada a 45 Kms. Seguidamente, pasó a depender de la primera parroquia de Bamenda, actual catedral. Después, desde 1966 pasó a formar parte de la cercana Bayelle, con celebración regular de los sacramentos.

A finales de 1987 los escolapios llegaron a Camerún. El año 1988 lo dedicaron al inglés, lenguas nativas, y a inculturarse. Por fin, el 7 de febrero de 1989, el obispo erigió la parroquia de S. Miguel, arcángel, a cargo de los PP. Escolapios.

Contexto

Al principio la parroquia era estrictamente rural, aunque estuviera situada en las afueras de Bamenda. Del mismo modo, era 95% de población autóctona: la tribu Nkwen. Viven de agricultura de supervivencia. La poca industria que había, ha desaparecido.  En los últimos años, la cantidad de gente que ha llegado de otras partes de la ciudad y de la provincia del Noroeste es impresionante. Actualmente la proporción entre nativos y establecidos es de 50%-50%.  Cierta proporción de la población son funcionarios del estado; otros pocos autónomos: compra-venta, mecánicos (los coches son todos “antediluvianos y dan trabajo a muchos mecánicos); muchos con motocicletas, para viajeros…. Pero la mayor parte de la población todavía vive de la agricultura de subsistencia, a base de azada y machete. Como animales de carga, ellos -sobre todo, ellas- mismos. A pesar de todo, se nota un poco de progreso, debido al esfuerzo privado. La obra del estado brilla por su ausencia.

Educación, educación, ahora más que nunca. Tenemos gran cantidad de emigrados de otras zonas de la región anglófona. Debido a la guerra abierta o encubierta, que asola esta región desde hace tres años, muchos niños de otras partes, se refugian en Bamenda.  Es casi el único sitio donde hay algunas escuelas abiertas; entre ellas, las tres nuestras, de Primaria.  Nunca hemos tenido tantos alumnos. Hasta hemos tenido que rechazar, con mucha pena.  Pero siempre con la espada de Damocles, de que los rebeldes van a hacer alguna fechoría, para obligarnos a cerrar. Por lo pronto, ya tenemos que pagar de vez en cuando.

Pastoral

Trabajo pastoral con la gente en general. Llevamos años en crisis, y no se le ve final. A pesar de todo, y a pesar de que cientos de miles han emigrado al exterior, o a la zona francófona, todavía queda gente, que aún vive con cierta alegría. Comparten lo que tienen; no sé de dónde sacan el dinero que ofrecen, por ejemplo, a la Misión. Y casas bastante modernas se van levantando poco a poco, a pesar de las carreteras y calles miserable, de las que ningún gobierno se ocupa.

Esta gente es muy abierta a lo religioso y cristiano. Hay que ver cómo acuden, cómo participan, como forman parte de grupos y grupos, especialmente de las Pequeñas Comunidades de Base. Son esperanza para la Iglesia, que en otras partes parece un solar desierto.

Grupos de la parroquia

Como acabo de decir, hay toda una escala de grupos. Primero, el Consejo parroquial, con su ejecutiva. Luego está el Equipo de Formación Pastora, para dar orientaciones pertinentes de formación a los distintos niveles. Consejos de misiones rurales dependientes de la parroquia.  Pequeñas Comunidades de base: hay cuarenta y dos. Que a su vez están divididas en “faith sharing” o “gospel sharing”: son pequeños sub-grupos para comentar el evangelio una vez por semana. Grupos de oración y acción: primero las poderosas Mujeres y Hombres de Acción Católica, Distintos grupos de niños y jóvenes, a los que queremos imbuir del espíritu del Movimiento Calasanz.   Coros y coros para las distintas capillas; sólo en la principal hay seis. Y otra serie de grupos menores: Sagrado Corazón, Ejército Azul, Divina Misericordia, Preciosa Sangre, San Judas, Carismáticos, etc…

Desafíos

Organización, formación de líderes, falta de financiación (y la de fuera no siempre llega). Tenemos la cooperación de las MM. Calasancias, y otra congregación de origen indio: “Mercedarias de la divina misericordia”. Pero es, sobre todo, casa de formación.

Hay que decir que esta casa nuestra ha sido también desde el principio casa de formación: postulantado y juniorato I -de filosofía.

Problema de personal escolapio. Actualmente estamos 3 sacerdotes y 2 diáconos. Tenemos la ayuda relativa de otra comunidad escolapia dentro de la parroquia: la comunidad de Mente: para formación de postulantes y Escuela de Agricultura.

Fr. Emilio Calcena, Sch.P. Párroco

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies