Casi un año ha durado el primer Curso de Pastoral on-line organizado por la Red de Parroquias Escolapias en América. De los 60 que comenzaron, consiguieron alcanzar la meta 37 alumnos, la mayoría líderes destacados de nuestras parroquias además de 6 religiosos escolapios.

El curso lo montaron los escolapios Fernando Luque, Enivaldo Oliveira y Javier Alonso con el apoyo puntual de otros religiosos que, gustosamente se ofrecieron para preparar un tema: José Pascual Burgués, Willians Costa, Pedro Aguado, Javier Aguirregabiria, Jesus Guergué, Paco Anaya, José Antonio Gimeno y Juan Carlos de la Riva.

Cada uno de los temas comienza con una clase grabada que introduce y motiva al tema, seguidamente se propone la lectura de unos documentos un trabajo de comprensión, reflexión crítica y aplicación pastoral.

En los diferentes temas se ha reflexionado sobre la identidad de la parroquia escolapia, las diferentes áreas pastorales y algunas de las claves de vida que la Orden está impulsado como la pastoral vocacional, el modelo de presencia y la sostenibilidad integral. Finalmente se han dado herramientas para construir el propio proyecto de pastoral parroquial.

En total, se han contabilizado 80 horas avaladas por un Diplomado por la Universidad Cristóbal Colón de Veracruz (México).

El 30 de junio se organizó una graduación vía zoom en la que los alumnos agradecieron a Dios y a las Escuelas Pías por haber tenido este tiempo de formación. Compartieron aprendizajes, experiencias y los desafíos que suponía haber cursado el diplomado.  Yngrid Márquez, de la parroquia San Juan Evangelista de Santiago (Chile) comenta que descubrió “muchos horizontes que desconocía. Fue un reto trabajar en esta modalidad para así unificar criterios entre los compañeros de la presencia de la Parroquia San Juan Evangelista en Santiago. Quedo muy contenta y agradecida por el apoyo brindado de nuestro Padre Fernando y nuestro párroco el Padre Janusz”.

El P. Wilson Siles, destinado a Gobernador Valadares (Brasil) comenta que “el curso dio la posibilidad de abrir los ojos trabajando en diferentes áreas pastorales de manera comunitaria. Hemos caminado junto a la comunidad cristiana con sus sentimientos, sueños, propuestas, necesidades, desafíos, inquietudes y otros. También el curso ayudó muchísimo a sistematizar las ilusiones, los sueños, las propuestas y las múltiples iniciativas de las parroquias en la elaboración de los proyectos pastorales”.

La RED DE PARROQUIAS promovida por la Orden nos permite superar las barreras de cada país y demarcación escolapia y unirnos en un proyecto común escolapio. Sin duda, un nuevo modo de trabajar que puede dar mucha fecundidad pastoral a nuestras comunidades.

El camino está solo comenzando.