Continuamos con las reuniones virtuales de acompañamiento de las parroquias escolapias adscritas a la Red. El martes 21 de junio fueron convocadas las parroquias de Anunciación y Santa Elena en Nueva York, Santísimo Salvador en San Juan (Puerto Rico), Sagrado Corazón en México DF, San Judas y San Nicolás en La Habana y San Juan Bosco en Santa Cruz (Bolivia).

En la reunión, los párrocos explicaron cómo se organiza el consejo pastoral, en qué fase se encuentra el desarrollo del proyecto parroquial y el progreso en identidad calasancia.

Las comunidades están saliendo de un proceso de cierre parcial de actividades debido a la pandemia, lo que ha dificultado el desarrollo del proyecto pastoral. Sin embargo, expresan el deseo de trabajar en la construcción de una parroquia más evangelizadora, «en salida» y con impronta escolapia.

La parroquia de La Anunciación está situada en el barrio neoyorquino de Harlem, donde la mayoría de los fieles son hispanos, especialmente de la República Dominicana. Es una comunidad muy acogedora y dinámica que quiere crecer en su identidad. Tienen un párroco muy joven y dinámico, el padre Orlando Rodríguez, originario de Puerto Rico.

Hace unos años, aceptamos la parroquia de Santa Elena en el Bronx, donde la comunidad es mucho más plural: hispanos, africanos y asiáticos. Cuenta con una escuela primaria parroquial y la comunidad asiste a un instituto católico de forma pastoral. El párroco es el padre David Powers.

En San Juan de Puerto Rico se encuentra la parroquia del Santísimo Salvador, donde reside la comunidad religiosa que también atiende al Colegio Calasanz, ubicado a pocas cuadras. Aunque la población de la zona ha crecido, se hacen grandes esfuerzos para atraer a niños y jóvenes. El párroco es el padre Nicolás Zunún, natural de Guatemala.

La parroquia de San Judas y San Nicolás está situada en el corazón histórico de la ciudad de La Habana, en el popular barrio de «Los Sitios», una zona especialmente afectada por la crisis económica. A pesar de ello, hay un «remanente del Señor» muy fiel que trabaja para construir una comunidad viva que lleve el Evangelio a todos los rincones de la parroquia. Está presidida por el padre Alberto Sola.

En el populoso barrio de Progreso Nacional de la capital mexicana, la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús está dirigida por una comunidad escolapia y presidida por el padre Juan Muñoz. Es una parroquia con un gran dinamismo en la liturgia y tiene un hermoso proyecto de educación no formal para los niños más vulnerables.

Durante este encuentro, el padre Benito nos compartió sus primeras impresiones sobre la parroquia de San Juan Bosco en Santa Cruz (Bolivia), una comunidad construida por los salesianos y de la que ahora nos hemos hecho cargo con una gran escuela.

Tenemos clara la misión que deben tener nuestras parroquias escolapias. Sólo tenemos que dar los pasos adecuados para acercarnos al horizonte que soñamos y que Dios espera de nosotros.