Plaza 20 de octubre y Jorge Trigo Andia

Párroco: P. Justino Soria Vela

Tfno: +591 72756457

jsoriavela@gmail.com

1. DATOS BÁSICOS DE LA PARROQUIA:

De la parroquia Apóstol Santiago de Anzaldo, no se ha encontrado, por ahora, la fecha exacta de su fundación. El primer libro que se encuentra en el Archivo Parroquial data del año 1870, siendo entonces párroco el P. Cleto Bayá (cfr. Libro de bautizos número 9.  No se sabe de los libros anteriores)

Hay testimonios que avalan que en el año 1790 ya funcionaba como vice parroquia dependiente de la parroquia de Tarata.

Antes de la llegada de los escolapios, por mencionar algunos de los anteriores párrocos que estuvieron en Anzaldo, aparecen los sacerdotes Héctor Almaraz, diocesano, oriundo del pueblo, y Ernesto Rojas, también diocesano y de familia anzaldina, que para celebrar las eucaristías y fiestas patronales en las comunidades se trasladaban en caballo. Después, la parroquia se quedó un buen tiempo sin párroco. Los sacerdotes encargados de las parroquias cercanas, Punata, Cliza, Tarata y Cochabamba atendían solo en los días de las fiestas patronales y se aprovechaba para celebrar bautizos, matrimonios, misas de salud, misas de difuntos, etc. Se encuentra también registrado en los libros parroquiales que uno de los sacerdotes que venía a celebrar y cubrir la ausencia de párroco, era el P. Manuel Revollo, misionero claretiano, antes y después de ser nombrado obispo auxiliar de Cochabamba.

En 1992 llegan los escolapios a Bolivia. Residen provisionalmente en Cochabamba (en la casa de los Claretianos y, posteriormente, en el Seminario diocesano) hasta terminar de construir la casa parroquial en Anzaldo. Durante ese año se trasladan con frecuencia a Anzaldo para atender las celebraciones religiosas y supervisar la construcción de la casa, así como algunas reparaciones que se hacen en el Templo Parroquial. Terminada la casa, se trasladan a vivir ya a ella en diciembre de 1992. Pronto se responsabilizan de la Parroquia, y del internado, que llevaban anteriormente las Religiosas de Jesús María, y del colegio de Primaria y Secundaria.

Es en 1992 nombrado párroco el P. Francisco Gutiérrez González. Organiza la catequesis, tanto en las comunidades rurales, como en la escuela y el internado que funcionaban en el pueblo de Anzaldo.  En esos primeros años, los tres escolapios religiosos, P. Francisco Gutiérrez, el P. Adelio Pagnini y el P. Carlos Moreno se responsabilizan de las catequesis de Bautizos, primera Comunión, Confirmación… y se comienza a visitar pastoralmente las comunidades rurales pertenecientes a la Parroquia. Nombran, forman y acompañan a catequistas en cada comunidad. La Parroquia abarca dos municipios: el de Anzaldo y el de Sacabamba, llegando a alcanzar 120 comunidades rurales. Al P. Francisco le tocó un arduo trabajo pastoral debido a que anteriormente se había descuidado mucho la pastoral. Permaneció como párroco desde 1992 hasta enero del año 2005 para ser destinado a Cocapata como párroco de la parroquia Virgen del Rosario.

A partir de esa fecha se nombró párroco al P. Pablo Arrabal Romero, que estará hasta enero de 2008 en Anzaldo al ser destinado a Cocapata. A fines de 2008, se hará cargo de la Parroquia el P. Carlos Curiel Herrera, nombrado en 2019 obispo auxiliar de Cochabamba que estará al cargo de la Parroquia durante ocho años. Le sustituye en marzo de 2017 el P. Binoy Joseph Kunel que en junio de 2019 es destinado a la India, su país natal. En marzo del 2020 asume la parroquia el P. Justino Soria Vela, primer párroco escolapio boliviano, nacido en Torancalí, municipio de Anzaldo.

Al ser una parroquia tan extensa y que abarca tantas comunidades, sería largo el listado de festividades que se celebran a lo largo del año. Cada fiesta se acostumbra a celebrar durante cuatro días: la víspera, los dos días centrales de la fiesta y el último día llamado calvario. Son días especiales para las comunidades: se juntan todas las personas de la comunidad, celebran su fiesta, se reencuentran con los que emigraron a otros lugares, y que en esos días retornan, acogen a los visitantes… Durante la fiesta se realizan, normalmente, los bautizos de los nacidos en el año anterior, las misas por los difuntos de la comunidad y, a veces, hasta matrimonios.

Por mencionar solo las fiestas más relevantes y las que son principales en los núcleos poblados de la Parroquia, cabría destacar:

  1. San Isidro labrador (15 de mayo) en Anzaldo. También en muchas comunidades de la Parroquia.
  2. Nuestra Señora del Carmen (15 de julio) en Matarani -perteneciente a la zona de Sacabamba-. También en otras comunidades.
  3. Apóstol Santiago (25 de julio) en Anzaldo. También en muchas comunidades.
  4. Niño Jesús de Praga (25 de diciembre) en Sacabamba.

Otras fiestas, como: Navidad, Pascua, Exaltación de la Cruz, día de todos los Santos, día de difuntos, la Asunción de la Virgen, la Inmaculada Concepción, San José, san Antonio, Santa Clara, etc, se celebran también en muchas comunidades de la Parroquia.

  1. CONTEXTO GEOGRÁFICO Y SOCIOECONÓMICO

Como se mencionó anteriormente la Parroquia comprende dos municipios, formados en su totalidad por unas 120 comunidades rurales. Tiene tres grandes núcleos poblados: Anzaldo, Sacabamba y Matarani, otros núcleos son de población intermedia como La Viña, Tijraska, Pajchapata Lux, Quiriría… y otros de población menor y muy dispersa.

El municipio de Anzaldo.  Situado a 62 kilómetros de la capital del departamento de Cochabamba, en la Provincia Esteban Arze. Abarca unos 542 Km2 de extensión. Tiene un relieve muy accidentado que va desde los 2.100 metros hasta los 3.400 metros de altura. Su población es de 9.126 habitantes. (Según el último censo de 2012).

El clima cuenta principalmente con dos estaciones: la época de lluvias y la época seca. La primera, entre noviembre y febrero, es cálida. La segunda, desde mediados de febrero hasta octubre, es fría; con heladas nocturnas especialmente en el mes de julio. De todos modos, debido a la diferencia de altitud entre las comunidades, varía mucho el clima de unas zonas a otras.

Se trata de un municipio dedicado sobre todo a la actividad agropecuaria de pequeña escala. Los habitantes, casi en totalidad, son humildes campesinos a los que sus tierras y cosechas, sobre todo de maíz, trigo, papa y arveja, apenas les alcanzan para sobrevivir. Son tierras, en general, de mala calidad, con mucha pendiente y erosión. (Únicamente se aprovecha para cultivo un 25% del territorio del municipio). Casi todas las familias cuentan con un minifundio de autoabastecimiento y algunas cabezas de ganado caprino ovino y vacuno. La gente es sencilla, humilde, pero muy festiva. Todos los acontecimientos significativos de la vida (nacimientos, matrimonios, defunciones, cosechas…) los culminan con un compartir de comida y bebida originarios de su cultura.

El idioma materno principal en las comunidades de la Parroquia es el quechua.

Las comunidades se encuentran organizadas en sindicatos. Son las instancias menores, con estructura democrática-comunal, representativa de la comunidad. Varios sindicatos forman una subcentral. Y las 12 subcentrales de Anzaldo forman la Central Regional de Campesinos. Ésta tiene una gran capacidad de acción e influencia por tener gran representatividad.

El municipio de Sacabamba. Situado a 85 kilómetros de la capital del departamento de Cochabamba, en la Provincia Esteban Arze, al sudeste de la ciudad de Cochabamba. Abarca unos 188 Km2 de superficie. Su relieve va desde los 2.900 metros hasta los 3.100 metros sobre el nivel del mar. Su población es de 5.539 habitantes (según el último censo 2012).

El contexto social y económico tiene casi las mismas características que las mencionadas en el municipio de Anzaldo.

 

  1. GRUPOS

En la Parroquia, debido a la extensión y dispersión de las comunidades y de la población, se visitan los diferentes lugares para celebrar las eucaristías y cubrir las fiestas patronales de cada comunidad. Según las peticiones de la gente, especialmente para las intenciones de sus “almitas”: los nueve días, mes, tercio misa y misa del año del difunto… atendiendo así a sus costumbres y tradiciones.

En el núcleo poblado de Anzaldo hay una mayor y más continua atención pastoral debido a la presencia permanente de los escolapios en el pueblo y por ser la sede central de la Parroquia. Así los viernes, por ejemplo, que es día de feria en Anzaldo, la gente de las comunidades acude para comprar víveres, y aprovecha para poner intenciones por sus difuntos, bautizar a sus hijos, etc.

Gran parte de las comunidades de la Parroquia solo son visitadas al año por el párroco una sola vez, coincidiendo principalmente con los días de la fiesta. Otras, más pobladas o más cercanas, son atendidas con una frecuencia trimestral o mensual. La atención más continúa de esas comunidades, la preparación para recibir los sacramentos, las celebraciones litúrgicas… debería estar al cargo de los catequistas de cada comunidad que, lamentablemente, hoy son escasos.

El Movimiento Calasanz se lleva desde el colegio y el Internado.

En Sacabamba, concretamente en Matarani, se ha podido organizar un consejo parroquial, liderado por el diacono permanente Maximiliano Vargas, que está encargado de articular las actividades pastorales de toda la zona y de los tres internados y colegios de Fe y Alegría.

 

  1. DESAFÍOS
  2. Acompañar desde la Parroquia, a través de la creación y formación de grupos de Cáritas, a familias que viven en situación de pobreza. Poder realizar proyectos, en coordinación con otras instituciones, de solidaridad y apoyo a las comunidades.
  3. Formación de catequistas, líderes, para atender pastoralmente a las comunidades, su evangelización y acompañamiento. Hoy muy necesario debido a la ausencia de las Religiosas de Jesús María, profesores, diáconos, catequistas… que en otro momento realizaban esta labor.
  4. Formar y acompañar a las comunidades rurales, frente a la aparición de sectas religiosas, para no ser manipuladas y confundidas en su fe.
  5. Replantear la pastoral en las comunidades y poder atenderlas debidamente ya que parte de la población juvenil ha emigrado y están formadas las comunidades en su mayoría por personas de edad mayor.
  6. Acompañar a las familias y fortalecer la fe dentro de ellas ya que debido a la desintegración familiar por separaciones en el matrimonio o emigración de uno de ellos se está dificultando vivir la fe.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies